SEGUÍS AQUÍ, BENEDETTI


Mucho se escribirá y se hablará estos días de vos, de tu vida, de tu obra, de tu muerte...
Para quienes te leemos desde siempre quedarán tus palabras, tus sencillas profundidades, amarradas a nuestros recuerdos, enlazadas a otras voces, a otras gentes...
Porque aquel poema remitirá indefectibemente al amigo que ya no está... porque la canción fue gritada en aquella marcha donde denunciábamos el horror... porque el amor nos tocó mientras te recitábamos, mientras te repetíamos, mientras nos confirmabas que el compromiso y la utopía eran posibles...
No diste TREGUA a la reflexión, lanzaste al aire la poesía y nos propusiste que HICIÉRAMOS UN TRATO, tu TÁCTICA Y ESTRATEGIA fue la modestia, recorriste GEOGRAFÍAS, nos recordaste una y otra vez POR QUÉ CANTAMOS, nos diste GRACIAS POR EL FUEGO, descubriste EL SEXO DE LOS ÁNGELES, trazaste una precisa línea entre USTEDES Y NOSOTROS y aún confiaste en que SI DIOS FUERA MUJER podríamos encontrar la fórmula màgica y finalmente NO SALVARNOS, el VIENTO DEL EXILIO te llevó y te trajo y sin grandes CEREMONIAS te nos ofreciste en VUELVO...
Seguís aquí Mario, si hasta te oigo decirnos HASTA MAÑANA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada